Tecnología y seguridad, cajas fuertes, cerraduras electrónicas y minibares, artículos para hoteles Santos y JDV
RFID Locker Lock de VingCard - Asegura cada rincón de su hotel
RFID Locker Lock de VingCard - Asegura cada rincón de su hotel

RFID Locker Lock


RFID Locker Lock - Stay Fit

La cerradura RFID de VingCard para taquillas le ofrece un alto nivel de seguridad y comfort utilizando la tecnología RFID sin contacto (tarjetas, pulseras, llaveros) en lugar de las incómodas llaves mecánicas, tanto para sus clientes como para su mantenimiento.

Todos los componentes mecánicos y electrónicos están dentro de la taquilla para aumentar la seguridad.

Dicha cerradura es la solución ideal para:

  • Spa/Centros de salud.
  • Ski resorts.
  • Clubs de Golf.
  • Gimnasios.

Beneficios:

Tecnología sin contactos RFID: La apertura y cierre se realizan al acercar la tarjeta RFID al botón de la taquilla.

Sistema autónomo: no necesita cableado, funciona con pilas.

Asignación de taquillas: el usuario puede utilizar cualquier taquilla que esté abierta. Una vez ocupada, sólo el cliente puede abrir la taquilla y no puede utilizar ninguna otra hasta que haya dejado abierta la primera..

Maestras: es posible crear maestras para gestionar todas las taquillas si es necesario.

Compatible con los sistemas RFID de VingCard: La cerradura de taquilla es compatible con las cerraduras RFID de VingCard..

Flexibilidad: Se puede seleccionar si las taquillas son de acceso libre en el hotel o de pago en el momento del check-in.

Cómo funciona:

El hotel puede personalizar y flexibilizar el acceso a las taquillas. Se puede programar que las tarjetas del hotel tengan directamente acceso a las taquillas o que el acceso a las taquillas se active más tarde. Las tarjetas RFID podrán abrir y utilizar cualquier taquilla. Una vez cerrada, solo su tarjeta o la maestra podrán abrir la taquilla. Una vez utilizadas, las taquillas se quedan abiertas. Las tarjetas pueden operar las taquillas en cualquier momento durante la estancia en el hotel.

Cuando la taquilla se queda cerrada, la cerradura escribe dicho estado en la tarjeta, y esa tarjeta no puede utilizar ninguna otra taquilla hasta que abra la que tiene utilizada. De esta manera se evita que un cliente pueda dejar cerradas más de una taquilla simultáneamente.